Advertisement Advertisement
 

El reino de Cristálida

El reino de Cristálida

Escrito el 23 de enero de 2012
  • 2.- En el calabozo

    Notaba que algo me tocaba, me cojía y me levantó del suelo. La siguiente vez que toqué el suelo, estaba frío y ya no eran las hojas mojadas y la mullida tierra del suelo. Entonces oí un portazo y me desperté. Estaba en una celda del castillo, intenté ponerme en pié pero algo me tiró de las muñecas y me impedía avanzar, me habían puesto unos grilletes. El hierro me quemaba en la piel, dejándome marcas permanentemente y de por vida, y por vida es para siempre, los elfos somos inmortales. Solo podemos morir si se nos debilita hasta dejarnos complétamente secos de energía mágica. Entonces mi cabeza nuevamente se nubló y pude escuchar una voz. Era aquella voz que se oía por los bosques, no podía ver nada, solo lo oía:

    - Que hace aquí esa elfo!?!

    - Mi señor, estaba en los bosques, usted mismo la vió....

    - Ya lo sé! Escucha, hace como unos 15 años que mandé exterminarlos a todos, puede saberse porqué ella no está muerta?!

    - No lo sé....

    - Acaba con ella, la necesito fuera....

    Y entonces las voces desaparecieron y me quedé sola, sola en la oscuridad de mi calabozo, hasta que unos pasos en aquella oscuridad me alertaron.

    - Sigue aquí la elfo?

    - Sí

    - No le deis ni comida ni bebida y vijilad que esté bien atada, esperaremos a que esté lo suficientemente debil para matarla

    - Sí

    Todo se quedó en calma y el pequeño sonido de unas visagras me hiceron mover la vsta del suelo. Por un pequeño ventanuco asomaba un par de ojos desafiantes.

    - Hola

    Yo simplemente me limité a no contestar

    - No tengas miedo -continuó- no te haremos nada.....de momento....

    y el ventanuco volvió a cerrarse. Pasé un par de días en aquella celda sin comer ni beber, por suerte no estaba débil, de momento solo necesitaba salir de allí, hasta que mi cuarto día algo débil me sacaron de la celda. Un par de hombres que vestían armaduras me llevaron hasta el hobre de mis visiones y por fín le reconocí.

    - Que pasa pequeña elfo, no vas a saludar a tu rey?

    - Soy Nienna y no tengo por qué saludar a un traidor! -dije queríendo soltarme de los grilletes.

    - Hum... Llevadla al calabozo otra vez, aún tiene fuerza

    Y me llevaron de vuelta a aquella oscura celda

308 personas han leído este artículo
Comentar Me gusta Señalar un abuso al policia
0 comentarios
0 yodimis son fans de este artículo

 

Vuestros comentarios

No hay comentarios por el momento.
Sólo los miembros de yodibujo.com pueden dejar comentarios. ¡Identifícate! Si todavía no tienes cuenta, create una, es muy simple.

¡Haz clic aquí para crear tu Yodibublog!

 

 

 

 

 

 

TEMPS DE GENERATION DE LA PAGE : 93ms
Fichier généré le 24/04/2014 à 04:51:21